12 feb. 2013

Hallada una Columna romana del año 8 A.C.

Un senderista ha hallado en el cauce del río Guadalentín de Lorca una columna miliaria, empleada para la señalización de la Vía Augusta, con 2.021 años de antigüedad, 1.500 kilos de peso y casi tres metros de altura que se encuentra en perfecto estado de conservación.

El hallazgo arqueológico ha sido hecho público este martes por el alcalde de Lorca, Francisco Jódar, que ha señalado que la riada del 28 de septiembre de 2012 desenterró parte de la columna, que fue avistada por un ciudadano durante uno de sus paseos por la ribera del Guadalentín el pasado 5 de febrero.
La columna, de piedra caliza, mide 2,70 metros, ha aparecido completa y en su fuste es perfectamente visible una inscripción de seis líneas en latín, en la que figura el nombre del emperador Octavio Augusto, los cargos que ostentaba en el momento de ordenar su realización, el año 8 antes de Cristo, y la distancia en miles de pasos desde Eliocroca (Lorca) hasta Carthago Nova (Cartagena), un total de 48.000.
Su estado de conservación es "muy bueno", según ha relatado el director del Museo Arqueológico de Lorca, Andrés Martínez, que ha explicado que ha sido localizada muy cerca del lugar en el que ordenó su instalación el emperador romano hace más de dos mil años.
Según ha expuesto, cumple con todos los estándares de los miliarios romanos y es el quinto ejemplo y más completo de este tipo de columna indicadora de las distancias durante el imperio que se localiza en Lorca, cuyo museo exhibe y conserva cuatro de ellas, mientras que la pieza restante puede verse en el Museo Arqueológico de Murcia.
La columna hallada ahora es la más parecida a la columna miliaria de San Vicente, localizada en el siglo XV y que desde 1411 se empleó, fuera del lugar en el que fue encontrada, como pedestal para colocar una escultura del santo dominico San Vicente Ferrer adosada a la casa de una familia nobiliaria y que desde hace años también se custodia en el arqueológico lorquino.
Martínez ha señalado que su descubrimiento acredita la teoría de que la Vía Augusta transcurría a su paso por Lorca de forma paralela al cauce del río Guadalentín, el lugar en el que ha sido localizada la pieza, por lo que no se descarta que en el futuro pudieran ser localizados más ejemplos de estos hitos de señalización imperial.